domingo, 12 de julio de 2015

Secuestrados en Siria

Los periodistas Antonio Pampliega Rodríguez (nacido en 1982) y Ángel Sastre Canelas (nacido en 1980, corresponsal de 'La Razón' en Iberoamérica), junto con el fotoperiodista José Manuel López (nacido en 1971) son secuestrados en la ciudad de Alepo (Siria). Todos ellos trabajaban como freelance en el país, al que entraron el día 10.
Los tres ya habían estado en esta ciudad en octubre de 2013 cubriendo el conflicto y ahora entraron con un permiso de la brigada Ahrar al-Sham, el grupo más fuerte dentro del Frente islámico sirio, e iban acompañados de un traductor (Usama Ajjan) que ya estuvo con ellos la vez anterior. El traductor fue puesto en libertad dos meses después.

Fueron liberados el 7 de mayo de 2016 y traslados a Turquía. El gobierno de España agradeció a través de un comunicado oficial el “trabajo de muchos servidores públicos y la colaboración de países aliados y amigos” y cita expresamente a Qatar y a Turquía.

El domingo 8 de mayo, poco después de las 10 de la mañana, llegaron a la base aérea de Torrejón en un avión Falcon del Ejército del Aire procedentes de Hatay (Turquía). A pie de pista les esperaba el director del CNI y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, quien pudo hablar con ellos antes de salir para España, todavía en territorio turco, poco después de su liberación. También el rey Felipe VI se pusó en contacto con ellos al poco de aterrizar el avión en España.

Los tres españoles desaparecidos montados en
 una furgoneta con Usama Ajjan el 11
de julio 2015. Fuente: Facebook Usama Ajjan
Los reporteros revelaron que sus secuestradores les trataron bien, y que casi todo su cautiverio lo pasaron en lugares cerrados (en seis casas diferentes). En algunas ocasiones podían pasear por un patio. Durante el primer trimestre del cautiverio, permanecieron los tres juntos en una casa en los alrededores de Alepo, si bien a partir del tercer mes a Pampliega lo separaron de sus compañeros y no volvieron a encontrarse hasta su liberación.

En el libro de Pamliega se afirma que la separación ocurrió después de que un exoficial español del Ejército del Aire (Luis Munar) al que había entrevistado Pampliega en 2012 se puso en contacto con el grupo de yihadistas:

"El secuestro cambia para mí cuando aparece este exmilitar español que estuvo dando instrucción militar a los rebeldes sirios. Quiero creer que lo hizo de buena voluntad. Pero estuvo a punto de costarme la vida”, ya que a él lo toman por un espía del Gobierno español.

Compartieron parte de su secuestro con una mujer alemana embarazada y con otro periodista japonés, Jumpei Yasuda.

Sus captores les grabaron dos veces para vídeos propagandísticos del Frente al Nusra en Siria, pero sin apenas repercusión.

Se supone que se pagó un rescate monetario y en las negociaciones intervino el CNI. Según el diario turco Yeni Safak, se pagó por cada uno 3,7 millones de dólares y tras el pago fueron entregados a emisarios qataríes que los llevaron hasta el puesto fronterizo de Cilvegözü.

En 2017, Antonio Pampliega escribió un libro sobre el secuestro en el que expresa sus dudas sobre el papel jugado por el traductor.


Autoría: Frente Al Nusra

Duración: 300 días (muchas fuentes hablan de 299)

No hay comentarios:

Publicar un comentario