lunes, 16 de septiembre de 2013

Capturados en Siria

El periodista Javier Espinosa, del diario español 'El Mundo' y el fotógrafo freelance Ricardo García Vilanova son secuestrados en Siria.
Cuando trataban de abandonar el país tras dos semanas informando sobre las consecuencias de la guerra civil, fueron capturados por islamistas radicales en un control de carretera al lado de la aldea de Karama, cerca de Tal Abyad, en la provincia de Raqqa, y a pocos kilómetros de Turquía. Junto a los periodistas, fueron capturados cuatro combatientes de Ahfad al Mountapha, -una de las brigadas del Ejército Libre de Siria (ELS), que les ofrecían protección-, que fueron liberados doce días después. Abu Dhar, el radical saudí que les secuestró les condujo a una antigua dependencia del régimen sirio, ubicada a pocos kilómetros del puesto de control, en Karama, donde permanecieron 11 días.
Desde allí, la facción del ISIL dirigida por los saudíes los envió a Raqqa, la "capital" del Estado Islámico, donde les recluyeron en el garaje de la antigua sede del gobierno provincial de esa ciudad. Según Espinosa, la estancia allí duró 22 días.
Durante el secuestro coincidieron con Peter Kassig, un rehén estadounidense que luego fue asesinado en noviembre de 2014 y con Sergei Nicolaevich Gorbunov, también asesinado.
De Raqqa los trasladaron a una vivienda aislada, en las inmediaciones de Tabka, al oeste de la capital provincial; no lejos del aeropuerto militar que hay en dicha zona. A esta cárcel la llamaban Mansura y allí estuvieron casi dos meses. Esa casa-prisión estaba regentada por un grupo de magrebíes: tunecinos, marroquíes, argelinos...
Después fueron enviados a las cercanías de Alepo, donde estaba también secuestrado Didier Francois, Marc Marginedas, Federico Motka Y David Cawthorne Haines. En uno de los lugares en los que estuvieron, al que denominaban el "Guantánamo islamista", estaban varios rehenes occidentales distribuidos en varias habitaciones: Foley, Cantlie, Steven Sotloff, Marc Marginedas y el ruso Sergei Gorbunov, estaban en una; Ricardo García, Javier Espinosa, Didier, Eduard Elias, Nicolas Hanin, Federico Motka, David Cawthorne y Peter Kassig en otra. En una tercera habitación retenían a otros occidentales, como Daniel Rye.
A tres de los secuestradores de origen británico, especialmente sádicos, les denominaban Los Beatles.
Pasado un tiempo fueron trasladados de nuevo a Raqqa, donde juntaron a todos los cautivos anteriores más otros nuevos como Alan Henning y James Foley. Eran 19 en total, según Javier Espinosa. Dos semanas después, fueron de nuevo enviados a la cárcel Mansura. Pasado un tiempo fueron trasladados de nuevo a la antigua sede del gobernador en Raqqa. Por último fueron llevados a Tel Abyad, cerca de la frontera.
Durante el secuestro, los malos tratos fueron continuos.

Su secuestro se hizo público cuando llevaban casi tres meses de cautiverio en una multitudinaria rueda de prensa en la que el entonces director de 'El Mundo', Pedro J. Ramírez, relató que el último contacto de Espinosa con el periódico fue horas antes del secuestro, entre el día 15 y el 16 de septiembre.
Ricardo García ya había estado secuestrado 11 días por seguidores del Estado Islámico en Alepo, tras haber sido capturado en una vivienda en la que estaba con unos médicos extranjeros. Tras diversos interrogatorios, Vilanova fue liberado una vez que sus captores concluyeron que no se trataba de ningún espía sino de un reportero independiente. De este hecho no se han conocido más datos precisos.

Javier (49 años) y Ricardo (42 años) fueron puestos en libertad el 29 de marzo de 2014 por la tarde en la frontera con Turquía y a la noche un grupo de soldados turcos les recogió en la frontera siria. Llegaron a España al día siguiente por la tarde en un avión del Ejército del Aire español y fueron recibidos en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz (afueras de Madrid) por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Felix Sanz Roldán; el director y el exdirector del diario 'El Mundo', Casimiro García-Abadillo y Pedro J. Ramírez; así como familiares de ambos, entre ellos la mujer de Javier, la periodista Mónica García Prieto, y sus dos hijos.
Se supone hubo un rescate monetario.

El 11 de mayo de 2015, el comisario del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel Villarejo presentó una denuncia en los juzgados de Madrid en la que alude a una nota informativa que habría elevado a sus superiores en marzo de 2014 acusando a funcionarios del CNI de haberse quedado con parte del pago que supuestamente abonó España al Estado Islámico. Villarejo señala que los agentes del CNI encargados de la operación habían "desviado" la mitad de los seis millones de euros de fondos reservados que se habrían destinado para el pago del rescate.


Autoría: ISIS o ISIL (Estado Islámico de Irak y el Levante)

Duración: 194 días

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Periodista secuestrado en Siria

Marc Marginedas (46 años), enviado especial de "El Periódico de Catalunya", es secuestrado en Siria, donde había entrado clandestinamente el día 1 desde el sur de Turquía con la complicidad de milicianos del Ejército Libre Sirio (ELS).
El periodista viajaba en un coche conducido por un chófer contratado cuando fue detenido en un control establecido por combatientes islamistas cerca de Hama.
Zona por la que se desplazaba Marginedas
El lunes 2 de septiembre apareció su última crónica en el diario, encabezada como enviada desde Qasr Ibn Wardan y el mismo día 4 se puso en contacto con la redacción a mediodía por última vez.
Al día siguiente fue trasladado a Alepo (Aleppo), donde permaneció encerrado aislado hasta finales de mes. Luego fue trasladado al que se conoce como "Guantánamo islamista", donde estaban otros rehenes occidentales, como James Foley, Steven Sotloff, David Haines y John Cantlie.
A tres de los secuestradores de origen británico, especialmente sádicos, les denominaban Los Beatles. También coincidió con Javier Espinosa y Ricardo García. Meses después fue trasladado a la zona de Raqqa junto a otros rehenes occidentales, entre ellos Alan Henning, Peter Kassig y Serguei Gorbunov.

En la madrugada del día 2 de marzo de 2014, el periodista catalán fue liberado, después de permanecer casi seis meses secuestrado en Siria en manos de yihadistas pertenecientes al grupo conocido como Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIL o ISIS).

Marginedas fue trasladado a Turquía acompañado por funcionarios del Estado, donde fue sometido a diversos chequeos médicos para valorar su estado de salud tras el largo periodo de cautiverio.

Desde Turquía, el periodista pudo hablar con su familia en Barcelona, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con la vicepresidente, Soraya Sáenz de Santamaría, a quienes comunicó que se encontraba bien.
Marc llegó al aeropuerto de El Prat (Barcelona) el mismo domingo 2, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Española procedente de Turquía. Fue recibido recibido por sus familiares y por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.


Autoría: ISIL (ISIS)

Duración: 179 días


miércoles, 5 de junio de 2013

Secuestro en Colombia

Sergio Muñiz Brioso (asturiano, 28 años) es secuestrado en Tacueyó, en el termino de Toribio (departamento del Cauca, Colombia) por una banda conocida como Rastrojos o Mercenarios,  un grupo narcoparamilitar surgido tras la desmovilización de las AUC que opera en la zona con la connivencia de las FARC.
Muñiz llego a Cali procedente de Madrid el día anterior y le recogieron en el aeropuerto dos colombianos. Era la segunda vez en el año que Muñiz viajaba a Colombia.
Al día siguiente de su llegadas se desplazó con unos colombianos a Santander de Quilichao para una cita y se cree que desde allí se desplazó a la zona rural de Tacueyó donde quedo secuestrado. al parecer se pidió un rescate de 1 millón de euros, luego reducido a 200.000 euros. Muñiz telefoneó a su familia a finales de mes contando su situación.
La policía sospecha de algún negocio ilegal vinculado con las drogas en este secuestro.
El 22 de agosto, unos vecinos del barrio El Mirador, de Corinto, escucharon unos disparos y avisaron a las autoridades que encontraron el cuerpo de Muñiz con tres disparos, los ojos vendados y a su lado el pasaporte.
Un vendedor ambulante de café fue la última persona en hablar con Sergio Muñiz en Santander de Quilichao. Momentos después fue raptado y conducido a la zona de Tacueyó, ya en la cordillera, una zona controlada por las FARC.
La banda de «Los Rastrojos», a cuyos miembros se les atribuye el secuestro del ovetense, es uno de los cuatro grupos paramilitares de narcotraficantes más poderosos de Colombia. En la actualidad, el principal objetivo de «Los Rastrojos» pasaría por tomar el control de los cultivos de coca cada vez en más territorios. La retención de personas no es una acción nueva para ellos, sino de lo más habitual, y sus secuestros no suelen durar más de dos o tres meses. Si no obtienen lo que quieren, matan al rehén.

El 11 de junio la Policía Local detuvo a tres personas (dos leoneses residentes en Vigo y un lituano con antecedentes por homicidio doloso) por retener y agredir a dos ciudadanos (un español y un colombiano) en Colloto (Asturias). Uno de ellos logró escapar y contó a la policía que los «matones» los buscaban a él y a su colega por el secuestro de una tercera persona, su amigo Sergio Muñiz, en Colombia. Fuentes policiales indicaron que la banda criminal que retenía al ovetense envió a estas tres personas a la ciudad a «sus compinches» como medida de presión para que pagasen el rescate.


Autoría: ¿delincuentes comunes?

Duración: 78 días

viernes, 17 de mayo de 2013

Secuestrados en Colombia

Los españoles María Concepción Marlaska Sedano (43 años, prima del juez Grande Marlaska) y su novio Ángel Sánchez Fernández (49 años) son secuestrados por tres hombres armados en la zona norte de Colombia cuando se encontraban de turismo en la zona del parque Nacional Natural Macuira, en la Alta Guajira. El coche alquilado en el que viajaban fue encontrado en el término de Uribia con un cristal roto.
Aunque los asaltantes se identificaron como miembros de las FARC, las autoridades creen que se trata de indígenas de la zona que en principio iban solo a robarles, aunque pudo haber colaboración o connivencia con los guerrilleros que actúan en la zona. Otra versión indica que los secuestradores trataron de "vender" a los secuestrados a las FARC y estos no aceptaron dadas las negociaciones que se estaban realizando en La Habana.
Las autoridades ofrecieron una recompensa por cualquier información sobre el paradero de los turistas.
En la investigación del caso intervinieron policías colombianos, dos españoles de la UDEV y agentes de Venezuela. Según parece, tras ser secuestrados fueron conducidos a un poblado wayú en Guayabal.
Finalmente, en la madrugada del sábado 15 de junio fueron rescatados por fuerzas del GAULA colombiano en la ranchería Kalatain, una zona rural de Maicao cerca de la frontera con Venezuela. Los agentes llegaron allí gracias al aviso de un habitante del lugar que acudió a la policía para cobrar la recompensa ofrecida (40.000 euros).
Ángel estuvo encadenado todo el tiempo y su novia la primera semana.
Ese mismo día se detuvo a dos individuos en Madrid (Louay Aloalem) y en Paracuellos del Jarama a Juan José Benito Manjarres que recogieron el día anterior en Madrid una parte del rescate (53.000 euros) de los 500.000 dólares pactado para conseguir la liberación de los secuestrados. La policía los siguió y esperó a la liberación en Colombia para detenerlos.
El día 17 la pareja llegó al aeropuerto de Madrid-Barajas, donde fueron recibidos por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.


Autoría: delincuentes comunes 

Duración: 29 días