domingo, 29 de noviembre de 2009

Secuestro en Mauritania

Tres cooperantes españoles son secuestrados sobre las ocho de la tarde al ser interceptado en la carretera Nuadibú-Nuakchot (cerca de Chelkhett Legtouta) el coche en el que viajaban por un grupo de hombres armados. El coche iba en el último lugar de un convoy de 14 vehículos organizado por la ONG catalana Barcelona-Acció Solidaria que iba a entregar material humanitario en varios países africanos.
La caravana había salido el día 22 de noviembre del Port Olimpic de Barcelona con 15 vehículos y 24 voluntarios.
Los secuestradores disparon contra el vehículo y se llevaron a tres personas, a las que obligaron a subir a otro vehículo, conduciéndoles hacia Mali. Fueron identificados como:
-  Albert Vilalta Cambra (45 años, director general de la empresa Túnel del Cadí). Resultó herido de bala durante la captura.
-  Alicia Gámez Guerrero (37 años, funcionaria en los juzgados de Barcelona)
Roque Pascual Salazar (50 años, consejero delegado de la empresa constructora Gecoinsa)

El día 8 de diciembre la cadena de televisión Al Jazeera difunde un comunicado leído por una persona que dice llamarse Saleh Abu Mohamed (Salah Gasmi) en la que reivindica el secuestro en nombre de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Se trata de una cinta de audio remitida a la cadena.
Al día siguiente se difundió un comunicado, fechado el día 7, en el que se vincula la puesta en libertad de los secuestrados con la liberación de presos de la organización. A comienzos de marzo, Mali puso en libertad a algunos islamistas.
El 28 de diciembre les dejaron hablar con sus familiares por teléfono.

En la madrugada del 10 de marzo de 2010, Alicia fue puesta en libertad al norte de Mali, cerca de Kidal, y fue trasladada a Gao (Mali). Desde allí fue trasladada en avión a Uagadugu, la capital de Burkina Faso, donde la recibió Soraya Rodríguez, secretaria de Estado de Cooperación. Desde allí marchó el mismo día a España. Se especuló entonces con que su libertad se produjo a cambio de un rescate de dos millones de dólares.
Poco después se hizo pública una foto de los tres secuestrados, donde aparecen sentados y tras ellos un grupo de hombres armados, junto a un comunicado en el que afirman pusieron en libertad a Gámez por motivos de salud y por su conversión al Islam.

En julio de 2010, fue condenado en Mauritania Omar Uld Sidajmed Uld Hamma, conocido como Omar el Saharahui, a 12 años de cárcel por su implicación en el secuestro. Al parecer fue el autor del secuestro junto a varios cómplices y luego "vendió" los capturados a AQMI. Sin embargo, 23 días después abandonó la cárcel y fue enviado a Mali.

En la tarde del domingo 22 de agosto de 2010, Albert y Roque fueron trasladados a través del desierto de Mali hasta la zona de Menaka donde fueron entregados al mediador Mustafá Ould Liman Chafi, consejero del presidente de Burkina Faso. Según diversas informaciones, en el acto estaba presente Omar el Saharahui. Al día siguiente, ya plenamente libres, subieron a un helicóptero de este país que los llevó a la localidad de Gorom, donde hicieron una parada técnica para continuar luego a Uagadugú, donde fueron recibidos por Soraya Rodríguez. Vilalta llegó cojeando debido a las tres heridas de bala sufridas durante el secuestro, por lo que se le facilitó una muleta.
A primeras horas de la madrugada del 24 de agosto llegaron al aeropuerto de Barcelona, procedentes de la capital de Burkina Faso, donde fueron recibidos por el presidente de la Generalitat, José Montilla y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.
El presidente del gobierno de España. José Luis Rodríguez Zapatero agradeció las gestiones de los presidentes de Mali y Burkina Faso para resolver este secuestro.
AQMI aseguró en un comunicado que se habían cumplido algunas de sus peticiones, se supone que las referidas a un pago monetario. Se atribuye la acción a un grupo dirigido por Mokhtar Belmokhtar.

Autoría: AQMI

Duración: 101 días Alicia
                 266 días Albert y Roque



viernes, 2 de octubre de 2009

Secuestro atunero español

Sobre las 5:30 de la madrugada (hora española) es abordado por un grupo de piratas el atunero español 'Alakrana' que se encontraba faenando en el océano Ïndico a unas 410 millas de la costa africana, al este de Somalia-Kenia.
Fueron retenidos los 36 integrantes de la tripulación, 16 de ellos españoles, dentro del propio barco, que fue conducido a la costa de Somalia. Otros piratas subieron posteriormente al barco, quedando una docena de ellos vigilando a la vez que se acercó el buque a las costas de Somalia, frente a Haradhere. Algunos de los secuestrados pudieron comunicarse en los días posteriores con sus familiares. La tripulación la formaban:


Iker Galbarriatu Gracia: Capitán (Bermeo, 29 años).
Víctor Bilbao Orozco: Jefe de máquinas (Bermeo, 44 años).
Andoni Gotxi Olano: Gruista (Bermeo, 51 años).
Pedro Ortún Gainza: Engrasador (Bilbao, 47 años).
Gaizka Iturbe Asty: Engrasador (Bermeo, 45 años).
Ángel María Diego Arrizabalaga: Jefe de cocina (Bilbao, 47 años).
José Luis Vildosola Bilbao: Pinche (Bermeo, 47 años).

Ricardo Blach Ulbeira: Patrón (Bayona, 59 años).
José Manuel Crujeiras Sampedro: Maquinista (Ribeira, 43 años).
Antonio Pérez Fernández: Electricista (Ribeira, 34 años).
Carlos Meira Lago: Engrasador (Vigo, 48 años).
José Antonio García Álvarez: Contramaestre (Bayona, 39 años).
Secundino Dacosta Cordeiro: Esquífer (Cangas, 37 años).
Pablo Costas Durán: Marinero (Bayona, 33 años).
Joaquín Fernández Álvarez: Marinero (Bayona, 38 años).

Francisco Valadés de los Santos: Primer oficial (Isla Cristina, 38 años)

La lista del resto de la tripulación, con su país de origen, es la siguiente: 

Seychelles:
Wilson Jean Pilate: Marinero.
Senegal:
Mamadou Thior, Arona Diop y El Hadji Sarr: Marineros.
Ghana:
Seshie Richard Kwame, Dewovo Mensah, Alhassan Awagah y Roger Kofi Lartey: Marineros.
Costa de Marfil:
Kouassi Alain Kakou y Kouame Pascal Kouadio: Marineros.
Madagascar:
Mohamed Souleyman: Pinche.
Kahled Kassim: Sobrecargo.
Indonesia:
Arifin Zainal, Anantya Susilo, Zamroni, Yus Midarto, Nurockhim, Achmad, Amat Rofik y Eko Wardono: Marineros.


El día 4 de octubre se detectó que una barca abandonaba el 'Alakrana' con dos secuestradores por lo que el Gobierno español ordenó la captura de estas personas. Una operación militar con un helicóptero y dos embarcaciones ligeras permitió la captura de los dos secuestradores, uno de los cuales resulto herido de bala. El día 12 de octubre, los dos piratas, identificados como Abdu Willy (identificado como Cabdiweli Cabdullahi) y Raagegeesey Hassan Aji (herido), fueron puestos a disposición de la Audiencia Nacional en Madrid. La captura de estos piratas complicó la negociación para liberar a la tripulación del 'Alakrana' ya que los piratas exigieron, además de un rescate monetario de 10 millones de dólares (rebajados luego a 4), la puesta en libertad de los detenidos. El juez Baltasar Garzón les acusó de pertenecer a una banda denominada Burcaad Badeed.
Sobre las 14:00 del 17 de noviembre los cinco o seis piratas que quedaban en el barco abandonaron rápidamente el buque tras recibir horas antes un rescate (se especula que de unos 2,7 millones de euros) y llegan a la costa que se encontraba a dos millas, a pesar de los disparos que se hicieron desde un helicóptero de la Armada española. En ese último día llegaron a estar en el barco 60 piratas.
Según informaciones de prensa, una parte del rescate fue lanzada por un avión la misma mañana del 17 de noviembre en dos pasadas distintas.
Los piratas maltrataron habitualmente a los marineros, les robaron sus pertenencias y causaron importantes daños en el buque.
El día 20 de noviembre el barco llegó a Victoria, en las islas Seychelles, escoltado por la fragata 'Canarias'.

En mayo de 2011, la Audiencia Nacional hizo pública la sentencia 10/2011 por la que condenaba a los dos piratas encarcelados a 439 años de cárcel a cada uno de ellos por detención ilegal, robo con violencia, asociación ilícita y delito contra la integridad moral.

El 12 de octubre de 2013 fue detenido en Bélgica Mohamed Abdi Hassan, alias Afweyne, a donde fue atraído con una falsa promesa de hacer una película sobre su vida una vez que había decidido retirarse del negocio de la piratería.
Las autoridades españolas creen que este sujeto fue uno de los cabecillas del secuestro del "Alakrana".




Autoría: piratas somalíes

Duración: 46 días