miércoles, 10 de diciembre de 1986

Secuestro de un industrial

El industrial Jaime Caballero Urdampilleta (44 años, dos hijos, director gerente de Papelera Oria) es secuestrado por varios terroristas en San Sebastián poco después de las ocho de la mañana cuando, después de salir de su casa, se dirigía a entrar en su vehículo, aparcado en un callejón cercano a su domicilio. Tres personas le custodiaron durante su secuestro.
El día 12 de diciembre ETA militar hace público un comunicado asumiendo el secuestro que justificaban "en la recuperación de la plusvalía que incesantemente es usurpada al pueblo trabajador vasco para que ésta revierta en beneficio del mismo y del proceso de liberación nacional". Caballero había recibido cartas pidiéndole el "impuesto revolucionario".
Poco antes de las siete de la tarde del 7 de febrero de 1987, Caballero fue abandonado en el alto de Arrate, cerca de Eibar (Guipúzcoa), encadenado a un árbol, en un pinar situado en las inmediaciones de la 'ikastola' Iturburu. Se cree estuvo retenido en un habitáculo construido en un garaje en Villabona, al igual que Angel Urteaga, descubierto ocho meses después por la Guardia Civil.
Se supone se pagó un rescate económico de entre 200 y 300 millones de pesetas.
La policía cree que en el secuestro intervinieron José Miguel Latasa Guetaria, José Antonio López Ruiz y Gervasio Aguirre Arín.

Autoría: ETA (m)

Duración: 59 días

miércoles, 15 de octubre de 1986

Rescatado por la Ertzaintza

El industrial Lucio Aguinagalde de Aizpurúa es secuestrado por varios terroristas en Vitoria con el fin de pedir un rescate monetario. Fue liberado por miembros de la policía autonómica vasca (Ertzaintza) en las cercanías de Ochandiano (Álava) el 2 de noviembre de 1986.

Autoría: ETA (m)

Duración: 18 días

lunes, 10 de marzo de 1986

Secuestro de José María Egaña

El empresario José María Egaña Loidi (61 años, abogado, seis hijos, presidente y fundador de la empresa Krafft) es secuestrado por la mañana  por varios terroristas al poco de salir del domicilio en San Sebastián camino de las instalaciones de la empresa en Andoain. Le secuestraron cuando iba a poner en marcha el coche. Su coche apareció al día siguiente abandonado en Lasarte.
El 25 de marzo, ETA facilita a la delegación del diario 'Egin' en Bilbao dos fotografías -tomadas con 'Polaroid'- en las que aparece el empresario secuestrado; en una de ellas lee el 'Egin' del 20 de marzo. Las fotos estaban en un sobre depositado en una cabina telefónica en Bilbao.
Según algunas informaciones periodísticas la petición inicial de rescate fue de 500 millones de pesetas y luego se dejó en 300.
El 29 de marzo fue dejado ligeramente maniatado a un árbol a última hora de la tarde en Lezo (Guipúzcoa), tras pagarse un rescate monetario. Una llamada en nombre de ETA avisó a la DYA de donde había sido abandonado, pero el empresario logró desatarse y llegó a un restaurante cercano (Patxiku Enea) donde le atendieron.
Según explicó Egaña, durante el secuestro recibió medicación para su dolencia cardíaca.

Autoría: ETA (m)

Duración: 20 días

viernes, 17 de enero de 1986

Secuestro en Beirut

Sobre las 18:15,  un grupo de hombres armados intercepta en las afueras del aeropuerto de Beirut a un grupo de vehículos en los que iban  varios españoes y libaneses. El canciller de la embajada de España en Líbano, Assad Abdo; su hermano Gaspar (vicecanciller), libanés; y el miembro del Grupo de Operaciones Especiales (GEO) del Cuerpo Nacional de Policía Pedro Antonio Sánchez Anula son secuestrados por personas afines al movimiento AMAL, mientras que otros integrantes del grupo pudieron huir. El miembrios del GEO acababa de llegar en un vuelo desde España para proteger la embajada.

El motivo del secuestro fue solicitar la puesta en libertad de Mustafa Ali Jalil y Mohamed Khair Abbas Rahal (miembros de Amal) que cumplen una condena de 23 año de prisión en la cárcel de Alcalá-Meco, en España.
El 5 de febrero se entrega una carta de Pedro Antonio Sánchez dirigida a su familia en la que pide la liberación de los presos en España.

Fue liberado por sus captores (shiíes de la familia Rahal, familiares de los condenados en España) en la misma capital el 19 de febrero siguiente a mediodía. Los secuestrados fueron entregados a las autoridades españolas en el despacho de Nabih Berri, ministro de justicia de Líbano y jefe de la milicia shií Amal.

El 12 de julio de 1986 se dio a conocer que los condenados habían sido indultados por el gobierno español y abandonaban la cárcel.

Autoría: AMAL

Duración: 33 días